Salvador Dalí arrebata el puesto a Robert Downey Jr. como actor mejor pagado de Hollywood

  Es muy frecuente, que la “fábrica de churros” cinematográficos por excelencia, utilice la participación en su elenco de una estrella reconocida y situada en lo más alto del firmamento cool como reclamo para sus películas. Su objetivo es el de convertir el film en un éxito seguro de taquilla; una estrategia más que respetable que transfigure la creación en hito histórico, llenándose de paso los bolsillos.

  Si el pasado verano, miles de personas se derritieron bajo el sol madrileño, haciendo una fila que tenía por destino la entrada principal del Reina para ver la exposición del gran genio surrealista español, el Museo Thyssen-Bornemisza se sube al carro esta temporada, aprovechando el tirón que está teniendo en los últimos años la onírica tendencia surgida durante las primeras vanguardias europeas.

  Bajo el título de El surrealismo y el sueño, la Institución de la señora Cervera pretende marcarse un tanto en cuanto a exposiciones legendarias, como lo fue Dalí. Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas (Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, clausurada el 2 de septiembre 2013), utilizando el nombre del nacido en Figueras como miembro destacado en la muestra, previo planteamiento de que es un artista en alza −si es que alguna vez no lo estuvo−.

  Aunque pueda resultar infame el contemplar una obra rodeado de excesivo murmullo y teléfonos móviles que tratan de captar instantáneas a esas cosas que cuelgan en las paredes y salen en los libros −véase el término cuadro−, he de aplaudir este tipo de acontecimientos que acercan el arte contemporáneo al gran público, quienes se arremolinan en modo curioso a ver eso de lo que tanto habla la gente. Por algo se empieza.

  Sería interesante estar pendientes del ansiado momento en el que se erradique del léxico español la típica frase… ¿Eso es arte? ¡Eso lo hago yo!, y por lo tanto, suponga también el ocaso de mi automática respuesta: Ya, pero es que tú no lo has hecho.

David Rafael NoSanzio

El surrealismo y el sueño, 8 de octubre 2013 – 12 enero 2014, Museo de Arte Thyssen-Bornemisza, Madrid

Imagen

Salvador Dalí, Gradiva descubre las ruinas antropomorfas, 1931-1932

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 7 octubre, 2013 a las 19:28. Se guardó como Arte Contemporáneo, Exposiciones y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: