Pleased to meet you Mr. Etxeandia

  Lleva desde enero de 2013 haciendo girar “El Intérprete” por toda España, y el calendario, por fin, ha hecho posible que el pasado fin de semana (10 y 11 de octubre 2014) aterrizara en la isla de Tenerife, dejando las tablas del capitalino Teatro Guimerá empapadas de swing, flow, rock & roll, rancheras y sudor.

  ¿El culpable? El polifacético Asier Etxeandia (Bilbao, 1975) quien, para esta ocasión, ha decidido transformarse en un sensible niño de 9 años cuyo ferviente deseo es convertirse en artista.

  Su postura deja entrever que no se ha percatado de que ya lo es, pues piensa que su talento no quedará confirmado hasta que tenga un público que siga y aplauda sus actuaciones.

  Esto lo solventa con la imaginación, rodeándose de amigos invisibles que aclamen cada final de sus interpretaciones: desde la canción mexicana, metiéndose en la piel de la siempre desgarradora Chavela Vargas (botella de tequila “rulando” por el patio de butacas incluida), hasta la encarnación de la inagotable energía de Mick Jagger y los Rolling’s, a través de sus “buenas relaciones” con la endemoniada majestad −Sympathy For The Devil− y el archiconocido grito Pleased to meet you que aparece en la letra.

  Estos compañeros que su fantasía produce, toman cuerpo y forma en cuanto se sube el telón, encargándose de ello los espectadores que asisten al espectáculo, a quienes Asier y su banda hacen cómplices y partícipes de “El Intérprete” durante las más de dos horas que dura la ensoñación.

  Y digo ensoñación (no obra de teatro-musical) por varios motivos. El primero, por la facilidad con la que el tiempo transcurre, como cuando el ser humano entra en conexión con lo onírico y los minutos se transforman en fracciones de segundo. También, por la pérdida de noción de la realidad que inquiere una habitación prácticamente en la penumbra, donde solo queda iluminada la elevada fuente desde la que brota una voz y la música en directo. Y en tercer lugar, por la inmersión del individuo en ese efímero mundo mágico que surge cuando el arte –con mayúsculas− está presente.

  Humor rescatado del ácido cabaret, nostalgia, actitudes pueriles, temas de hoy y siempre, inestabilidad emocional, la mención y el recuerdo a la persona que un día te dio la vida… Son algunas de las características que hacen de “El Intérprete” algo reconocible y cercano para el espectador. Aunque lo que más nos aproxima es el alma, el trasfondo de esta magnífica producción de la “Factoría Madre Constriktor”: el anhelo de los sueños por cumplir, pues quien más y, quien menos, los alberga en su seno. El mensaje es claro y evidente: una incitación a la confianza en ti mismo.

  Creo que hablar de calidad vocal, y una expresión corporal que roza el Ceres, sería una redundancia, aunque ya de paso, dicho queda. El conocedor del trabajo del señor Etxeandia ya esperaba encontrase con esto. Para el que no le suene su apellido −y pocos tienen que quedar−, que se apunte las próximas fechas del show (http://elinterprete.es/gira/), pues nunca está de más ser niños otra vez.

  Una única recomendación, el Dress Code: ropa y zapatos cómodos, porque a este teatro se viene a bailar.

David RafaelNoSanzio

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 13 octubre, 2014 a las 13:03. Se guardó como Arte en Canarias, Crítica Artística, Crítica de Arte, Experiencias y etiquetado como , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: