Tengo un mono que te cagas

El fenómeno Art Toys como justificante para conseguir la dosis

Los 80 daban sus últimos coletazos cuando el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife comenzó a despuntar como fiesta de interés turístico internacional. El final de esa década supuso un punto de inflexión en el modo en que las autoridades locales trataron el asunto, ya que vieron en este baile callejero de disfraces una oportunidad única de promocionar la isla a escala global. Seguir leyendo

Artículo originalmente publicado en The Cultural

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 21 junio, 2016 a las 20:48. Se guardó como Arte Contemporáneo, arte del espacio público, Arte en Canarias, Experiencias, Historia del Arte y etiquetado como , , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: